Inicio
Seleccione Idioma: English Français
  Inicio Contacto Mapa del Sitio
 
Baños de Florecimiento, Plantas de la Amazonía para la Relajación Regresar

Las plantas y las flores de la selva han supuesto además de un entorno privilegiado para los nativos de la zona, un tesoro escondido para la medicina ancestral.

Desde tiempos remotos la sabiduría sobre la identificación y manejo de las peculiaridades medicinales de estas plantas selváticas, ha sido un conocimiento que se ha heredado de padres a hijos y de forma selectiva. De alguna forma aceptada por las normas sociales nativas, la persona que representaba la medicina y la sabiduría en el pueblo era designada por el sabio anterior. Generalmente esto hacía coincidir los roles y funciones sociales en base a la familia a la que se pertenecía.



Las plantas eran el tesoro escondido de la sabiduría sobre el organismo, sobre sus estados de salud o de enfermedad, y sobre sus posibilidades de curación. En ausencia de la cercanía a un centro médico, la posición del chamán o sabio de la comunidad se ocupaba de las funciones de diagnóstico y tratamiento. A menudo la enfermedad era identificada como un estado de posesión espiritual negativo o embrujamiento que era posible purificar a través de la ingesta de ciertas plantas.

El diagnóstico y el tratamiento estaba estrechamente relacionado con la cultura y la religión. Era así que las fuerzas espirituales estaban presentes  tanto en la identificación de la enfermedad como en el proceso de cura y sanación.

Hoy en día diversos estudios científicos han mostrado interés en estudiar estas plantas y han llegado a conclusiones similares en cuanto a efectos en el organismo pero a través del lenguaje científico.

Los usos y costumbres de algunas de estas plantas siguen hoy en día siendo considerados y avalados por las comunidades tanto nativas y científicas.

 

En La comunidad de la selva Alta Ampik Sacha, hay una “curiosa” que se llama Consuelo. Ella ha heredado los conocimientos ancestrales sobre las plantas a través de las enseñanzas de su padre y abuela. Su padre que era un reconocido sabio de la comunidad, le fue preparando y formando en el camino de convertirse en sabia. Consuelo heredó la posición sabia de la comunidad y actualmente además ser la “curiosa” es una reputada partera que colabora con los médicos del hospital cercano tanto en el acompañamiento a las gestantes durante su embarazo como en los momentos clave del nacimiento de los bebés de la comunidad.

Consuelo nos transmitió el conocimiento que tiene sobre los usos y propiedades de las cuatro plantas que forman parte de estos baños relajantes:

- Mucura (petiveria alliacea)
- Guayusa (piper callosum)
- Albaca Negra (Ocimum micranthum)
- Rosa Sisa (Tagetes erecta)


En nuestra estancia en la comunidad aprendimos no sólo sobre estas plantas y sus propiedades sino también sobre qué significa para la comunidad el conocimiento ancestral de las mismas, su importancia para la organización sociocomunitaria y su modo de transmisión generacional.

Si para la comunidad nativa este baño de plantas supone una ayuda para los curar los “sustos” o para purificarse de malas energías, para aquellos que formamos parte de otras culturas y modos de ser y pensar, estos baños son una fuente de ayuda para tratar los estados de ansiedad y estrés porque posibilitan la relajación a través de los sentidos, a través del aroma y del color del agua. Son baños de relajación con una receta ancestral amazónica, un saber arcaico que comparte una “curiosa” de la Selva Alta.

Compartir
Comentarios(0)
     
   
   
 
 
 
 
 
INKANATURA, 2013 - 2014 Enlaces Externos: Inkanatural Inkanat