Inicio
Seleccione Idioma: English Français
  Inicio Contacto Mapa del Sitio
 
COMUNIDAD INDÍGENA
QUICHUA 28 DE JULIO
Regresar a APIKET

Desnutrición infantil 38%

La comunidad de 28 de Julio está compuesta por 431 miembros. Se ubica en la margen izquierda del río Tigre, afluente del río Corrientes y mantiene relación con el centro poblado de Intuto.

La comunidad de 28 de julio posee un alto grado de conocimiento del ambiente acuático y sus cochas. Además, los participantes indígenas durante la elaboración del mapeo territorial de su comunidad han expresado un alto conocimiento sobre la orientación, ubicación y localización de los principales ambientes que conforman sus territorios.

Antiguamente, según informan,  pescaban con anzuelo y flechas, ahora lo realizan con trampas. La diferencia en el cambio del uso de la técnica es reconocida y valorada por los participantes al momento de señalar que con el uso de flechas y anzuelos ellos seleccionaban el tamaño de peces para la captura. Ahora con las trampas se saca indistintamente de todo tamaño.

Antes algunos comuneros utilizaban barbasco, a la fecha ha sido reemplazado por barandilla.

El aprendizaje se realiza de padres a hijos, en el momento de llevarlos a la
pesca los infantes van adquiriendo habilidades en la elaboración de las diversas técnicas. Distinguen también entre los peces de las quebradas de las cochas y
el río.

Están preocupados por  la incursión nocturna de las embarcaciones de Iquitos y Yurimaguas y también les inquieta el ingreso de los madereros ilegales.


Consideran que una manera de mantener las cochas (lagunas formadas por desviación del río) para la alimentación de la comunidad.

La comunidad también esta afiliada a la Federación de Comunidades Nativa del río Tigre (FECONAT). Su estructura organizada cuenta con una directiva: jefe, subjefe, secretario y dos vocales; y con autoridades comunales como teniente alcalde, teniente gobernador.

Las visitas a las comunidades del alto Tigre se realizan de manera familiar y frecuente. Excepcionalmente se encuentran con las comunidades Kichwa de la cuenca del alto Tigre, para departir campeonatos deportivos.

Los miembros de la comunidad 28 de Julio son conscientes de sus limitaciones y sus necesidades y además, han manifestado el deseo de mejorar la organización comunitaria.

La educadora pública, consciente también de su necesidad organizativa, ha tomado en cuenta la práctica cultural, para realizar sus actividades con los padres de familia

En cuanto a las características de la infraestructura educativa, solamente cuenta con un aula, destacando que la totalidad de los alumnos matriculados mantienen su lengua materna, kichwa, valor que aún se mantiene porque la educadora es una maestra bilingüe.

La profesora bilingüe de la escuela del nivel inicial da cuenta que los niños solamente hablan su lengua materna en la escuela, ello se expresa en los cuentos e historias que los niños cuentan en clase toda vez que la maestra incentiva y motiva la participación de ellos durante la actividades pedagógicas. Cuentos como de la shavamama, sachavaca, por ejemplo, son contados por los niños durante sus actividades recreativas, quienes todavía lo aprenden de sus padres y abuelos. El cuento del tatatau es un ave que canta así porque le han dado mucho ají.

Las actividades pedagógicas se centran en las formas culturales de la vida familiar y comunal. Simulan las labores de minga (labor comunal), actividades de pesca, siembra en la chacra, etc. Los niños cuentan que la cuchiquina, un veneno que lo prepara sus papás con hojas de huaca y pijuayo que al echarlo al río, genera que los peces floten en la cocha para ser capturados.

Los niños no conocen las plantas medicinales, son los padres quienes las conocen y usan. Existen todavía historias y mitos en la vida comunitaria; por ejemplo: a los niños les puede dar cutipado que significa que el padre no puede cazar mono hasta que su bebé cumpla dos años porque sino se puede deformar.

Uno de los factores de cambio en el uso de la lengua es el contacto que los indígenas vienen sosteniendo con los operadores de las empresas petroleras como Pluspetrol Norte y Burlington quienes vienen incursionando en su territorio, lo que ha influenciado en el aprendizaje del idioma español, cambios en la música, la vestimenta, la comida, la economía y en la visión de futuro de la comunidad Kichwa.

Un aspecto que preocupa son los pocos alumnos matriculados, pues en los últimos años aunque la tendencia ha sido fluctuante, solamente va en decreciente.

Sólamente pueden cursar secundaria en el centro urbano de Intuto (capital del distrito). Caminan casi dos horas para ir a la escuela enfrentando riesgos y peligros durante la ruta; y durante los meses de lluvias se constituye en una limitante para asistir a la escuela.

Contrariamente, los hombres jóvenes han tenido mejor oportunidad para culminar sus estudios de educación básica regular, por lo general lo han hecho en internado localizado en el centro urbano de Intuto. Desde sus inicios (1977), el internado fue mixto pero por decisión de los hermanos de la congregación lo cambiaron solo para hombres.

Según la profesora de la escuela, da cuenta que entre 10 y 12 alumnos terminan sus estudios escolares. La escuela es considerada como zona de frontera sin beneficio adicional respecto a las otras modalidades.

Entre las costumbres que aún se mantiene, por ejemplo, es el abucheo: cuando nace un bebé, a partir de los 2 meses, realizan una ceremonia tipo bautizo donde los padres brindan masato, aguardiente, caramelos, dulces; el chasquineo es una ceremonia sagrada con velas, tienen un manto blanco donde se arrodillan los futuros esposos donde se juran fidelidad.

Todavía usan las tinajas de barro así como las callanas que son especies de platos; la mocagua son vasijas para beber el masato; todo ello es elaborados con arcilla. Esas labores son trabajadas por las mujeres, quienes también realizan algunos tejidos con el uso de lianas, entre otros.

Aprovechamiento del Bosque

Según los comuneros solamente aprovechan los recursos de las chacras. Aunque valoran y reconocen que el aprovechamiento de Camu Camu es una alternativa económica para el desarrollo de sus comunidades.

Reconocen que los rodales de camu camu tienen relación directa con las cochas, entre ellas, mencionaron a la cocha Tipishcas de las 8 que dijeron conocer y desde donde la comunidad aprovecha los recursos para realizar a la actividad de pesca. Solamente en 4 de las cochas existe rodales de camu camu: Warmi Tipishka, Puma Cocha, Awaruna y Daniel Cocha.

Los comuneros manifestaron que el río Tigre esta sano, perciben que no han tenido problemas de contaminación, según los estudios que realizan las consultoras ambientales.

Los comuneros perciben que el Estado es dueño de las cochas (lagunas) de sus territorios, aunque otros comuneros aprecian que la comunidad es propietaria de las mismas.

Los comuneros acceden a la zona del bosque, monte alto, luego de caminar 3 horas. Como en todos los pueblos indígenas, el bosque ofrece una serie de animales, fauna silvestre, las cuales son aprovechadas por los indígenas para sustentar parte de la dieta alimentaria. La actividad de caza de animales se basan en huangana, sajino, venado, majaz, mono choro, ronsoco y añuje, aunque solamente hayan sido mencionados estas especies, la sensación de desplazamiento de los animales se evidencia cuando los comuneros mitayeros mencionan que “los animales se han ido, pues ahora demoran más para cazarlos…”

La producción agrícola en 28 de Julio se caracteriza por ser una agricultura de subsistencia y su articulación con la economía de mercado es aún muy limitada. Los cultivos de las chacras son la yuca y reconocen varios tipos; la amarilla la cosechan de a pocos mientras que la tresmesina sólo una vez, por eso las familias la siembran muy poco. Además, cultivan camote, maíz, entre los frutales cultivan plátano.
Hasta la actualidad es costumbre entre los kichwa asentados en 28 de Julio que la fase de siembra y cosecha sea labor de las mujeres indígenas. Antiguamente solo utilizaban hachas de piedra y un palo para el trabajo en la chacra. Con la incursión de los mestizos para extraer madera, introdujeron el hacha y el machete de metal. Nunca han usado fertilizantes industriales ni pesticidas, todas las familias de la comunidad dependen completamente de los fertilizantes naturales como la vegetación limpiada, se usan como fertilizante orgánico verde o, si es quemada, como ceniza.
Revisa más información sobre otras Comunidades APIKET
Apayacu 28 de julio Alfonso Ugarte Santa María Santa Elena Comunidad Indígena Quichua de Belén. Comunidad Caserío Ribereño de Sargento Lores.
INKANATURA, 2013 Enlaces Externos: Inkanatural Inkanat